Todos .

compártelo
Foto: AP

Un nuevo y potente sismo remeció el martes el centro de Filipinas, al día siguiente de un temblor de magnitud 6,1 en el norte del país que dejó al menos 16 muertos. Equipos de rescate trabajaban para buscar sobrevivientes entre los restos de un supermercado derribado por el primer terremoto.

 

El Servicio Geológico de Estados Unidos estimó la magnitud del sismo del martes en 6,4, mientras que la agencia de sismología local dio una cifra de 6,5. El terremoto, con centro cerca de la localidad de San Julián, en la provincia de Samar Oriental, hizo salir a la gente de casas y oficinas para llegar a lugares seguros.